Desprendida voz raspa cuerdas vocales del poema.
Un instante de eternidad para leer el escape de la palabra.

domingo, 15 de noviembre de 2009

material 18





LA CIUDAD DORMIDA (2002)


Buscando entre sombras

algún día encontraré

una ciudad que despierte al amanecer.



Una ciudad dormida

en la que solo habitan

gatos y ratones en noches silenciosas.



Mirando la ciudad permanezco largo rato

visualizando la coordenada

del tiempo y del espacio.



Encadenado y nómada,

como un árbol amargo del dolor

que no florece,

estaré aquí esperándote a que despiertes.

2 habladurías:

Ary dijo...

La voz del otro, la otra voz, resignifica lo escrito, le da un significado diferente. Muy bueno!

carlos guerrero dijo...

Me gusta esta ciudad donde Hamelín tendría su sitio.

Un beso